Bienestar

Encontrando la serenidad con Sintje, nuestra profesora de yoga en Ca’n Beneït

Incluso las mañanas de los lunes pueden ser llenadas de alegría y bienestar en Ca’n Beneït, y lo mismo sucede los miércoles y los viernes.

La responsable de ello es Sintje, nuestra profesora de yoga belga que viene hasta Binibona tres veces por semana para ofrecer toda su sabiduría, buenas vibraciones y técnicas personales a todos aquellos huéspedes, ya sean tanto principiantes como auténticos yoginis entregados, que estén ilusionados con atender sus clases a las 08:30h sobre nuestro suave cesped, y que duran alrededor de una hora.

Sobre Sintje

Su camino en el mundo del yoga empezó hace 14 años, cuando una amiga la arrastró hasta ‘Earth yoga’; un muy recomendable estudio de yoga en Palma de Mallorca con una variedad de talleres y profesores de yoga internacionales. Como paciente de escoliosis, inmediatamente experimentó el efecto positivo que una práctica de yoga disciplinada podía tener tanto para su espalda como para su postura. Aprendió a relajar los músculos sobreestimulados y a fortalecer los músculos débiles, tomando conciencia por primera vez del beneficio de la fuerza curativa a través del uso de la propia respiración. Hasta entonces su introducción al yoga, como la de muchos principiantes, se centró en el aspecto físico del yoga o Anamaya kosha.

Como la mayoría de nosotros, Sintje se enamoró de Mallorca desde que se instaló en la isla hace dieciocho años. Trabajando como productora de cine y madre de dos hijas, encontró en el Yoga una manera de lidiar mejor con un trabajo que implicaba una gran responsabilidad y horarios estresantes que a menudo no encajaban con los deberes familiares.

Formación profesional certificada: 300 horas de formación de profesores de Yoga Flow

Desde aquellos tiempos desafiantes, profundizó más que nunca en el yoga, y paso a paso abrió el poder de su aspecto mental: Manomaya Kosha. Un impulso, fascinación y pasión inexpresables por el yoga la enviaron a una formación de profesorado de yoga de 300 horas que se le presentó: Jeanne Heileman, profesora senior de yoga y fundadora de Tantra Flow Yoga.

Experiencia y enfoque docente

El entrenamiento de Jeanne Heileman le ofreció las respuestas que había estado buscando. Más aún, su formación cambió su visión de la vida, su visión de las personas en su entorno inmediato y sobre todo sus pensamientos sobre sí misma, dándole acceso a toda la práctica del yoga en todas sus capas: los Koshas.

Poco después de esa experiencia de entrenamiento sintió la necesidad de compartir este tesoro del conocimiento de la vida con otros yoguinis, en sus propias palabras “el rumbo de mi vida se convirtió repentinamente en algo cristalino”. Desde octubre de 2017, su enseñanza se centra en aumentar la conciencia del propio cuerpo y del mundo exterior al compartir su conocimiento sobre los aspectos de autocuración, desenmarañamiento e iluminación del yoga.

Qué y cómo enseña Sintje

Sus lecciones se pueden describir mejor como un flujo de Vinyasa intenso, poderoso pero empático, entretejido con elementos tántricos. Entre los que destacan: el uso de Hatha yoga, yin yoga, pranayama, aspectos ayurvédicos, chakras, kriyas, mudras, bandas, mantras o meditación.

Son técnicas que utiliza para confrontar a sus alumnos consigo mismos, o mejor, para mostrarse como son. El uso de estas técnicas les permite fortalecerse a nivel mental, físico y energético. Despertar la conciencia para que uno se pueda reconectar con su inteligencia y alma inherentes que les muestre el camino a su propio camino y saque lo mejor de sí mismos.

Sus clases de Yoga en Ca’n Beneït

Sintje ve el Yoga como una forma de mejorar la vida de cada uno, preparándose para superar mejor los obstáculos de la vida, no solo física sino también mental y emocionalmente. En este sentido, adapta sus clases en Ca’n Beneït tanto a las experiencias de yoga previas de nuestros huéspedes como a su estado físico.

Dado que Ca’n Beneït es un hotel íntimo y pequeño, nuestras clases de yoga nunca están demasiado concurridas, lo que permite a Sintje dedicar suficiente tiempo para hablar con nuestros huéspedes antes de cada clase, escuchándolos activamente para enfocarse mejor en los posibles beneficios que podrían obtener de la misma. dependiendo por ejemplo de los deportes que practiquen habitualmente o de cualquier dolencia que pudieran tener.

Lo que más le gusta a Sintje de sus clases en Ca’n Beneït es que después de cada sesión siente que ha podido dar un regalo a los participantes, al notar la energía renovada en sus cuerpos. No importa cuán sumergidos en sus propios pensamientos puedan estar al principio, al final están enfocados en el ejercicio de yoga y en vivir el momento.

Por último, pero no por ello menos importante. Sintje habla perfectamente neerlandés, francés, inglés y español. Además, siempre parece tener algo interesante e inspirador que decir.

Por favor reserve su clase de yoga gratuita en recepción con un día de antelación

Namasté!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *